ELEGIR FRANQUICIAS O TODO LO QUE DEBES HACER Y SABER




Valora y analiza tu perfil emprendedor, las oportunidades del mercado, las exigencias y viabilidad de la central y tu capacidad financiera.


FRANQUICIA definición wikipedia


Para que tu elección sea la más viable y rentable posible, primero debes analizar tus opciones y tu perfil como franquiciado:
1. ¿Estás dispuesto a pertenecer a una red de franquicias?
Entrar en el sistema de franquicias implica asumir una serie de normas. Es cierto que el franquiciado es un ente independiente societariamente. Tu relación con el franquiciador no va a ser de empleado-empresa, sino de empresa (tú) a empresa (el franquiciador), pero formarás parte de una red que se rige por normas internas marcadas en el contrato de franquicia. Y eso significa que las decisiones que adoptes (independientemente, del grado y carácter negociador de la central) las tomará el franquiciador por el bien de la red. Esto marcará toda tu relación con proveedores, clientes, empleados, etc. y deberás asumirlo como tal, si quieres que todo funcione a la perfección desde el principio.

2. ¿Gestor o inversor?
Pregúntate, qué tipo de relación quieres establecer con la enseña, ¿Simple inversor o participar en la gestión de tu unidad de negocio? Hay franquicias que buscan inversores y otras prefieren tener gestores, que estén en el día a día. En ese sentido, pregúntate si te vas a dedicar al negocio en exclusiva o a tiempo parcial. Porque las exigencias y riesgos que adquirirás serán muy diferentes.

3. ¿Experiencia y formación?
Cuando alguien decide emprender, suele guiarse por la experiencia y/o la formación que posee, porque eso le dará cierto grado de seguridad. Muchas franquicias buscan candidatos que cumplan una serie de requisitos afines a la actividad (sobre todo, si es muy especializada), pero también hay otras que descartan entre sus nuevos asociados a aquellos que hayan trabajado en una actividad similar, para evitar a los resabiados.


ELIGE EL SECTOR QUE TE INTERESA

Tu experiencia y/o formación previas te pueden ayudar a elegir mercados en los que podrías sentirte más cómodo, pero no existe una regla fija de emprender solamente en algo que conozcas. Tendrás más garantías de éxito, pero nunca el cien por cien. Tal vez, sí debas valorar el mercado por sus oportunidades de crecimiento, evitando así entrar en mercados muy saturados o en aquellos en los que las ventajas competitivas entre una enseña y otra no sean muy notables. Analiza aquellas cuyo concepto sea innovador, aunque opere en mercados consolidados. En ese sentido, puedes decantarte por una enseña que opere en un sector consolidado cuyo modelo de negocio, por su grado de innovación, sea escalable.
También valora si te inclinas por una franquicia de producto o de servicio.Elegir una u otra implica conceptos de gestión diferentes, así como inversiones y condiciones contractuales distintas. Tampoco olvides si eliges un concepto que requiera o no local. La diferencia será, principalmente, de mayor o menor inversión, lo que afectará a tu cuenta de resultados, al período de recuperación de la inversión…
El siguiente paso es seleccionar un par de enseñas por sector. Para ello, valora los siguientes aspectos:
¿De qué recursos dispones y qué costes de inversión tendrás? Siempre que emprendas (independientemente del tipo de negocio), debes tener un mínimo de recursos propios. Piensa que si buscas inversores (tanto si lo haces en solitario o como miembro de una red de franquicias), nadie arriesgará su dinero si tu no eres el primero en apostar con tus recursos en dicho proyecto. Además, cada franquiciador establecerá o aconsejará que dispongas de un mínimo de recursos propios para afrontar la inversión inicial.
Así, con los recursos propios de que dispongas o valores que puedes conseguir, calcula qué tipo de inversión estarías dispuesto a aguantar (te damos más datos en los recuadros). Y cuando hablamos de inversión no sólo debes calcular lo que te costará entrar (canon, si tiene; obra civil, si requiere local; compra de primeros productos y stock, etc.), sino también cuánto dinero necesitarás hasta que entren clientes.
También analiza ¿qué perfil buscan esas enseñas? Es importante saber si te adaptas a las exigencias del franquiciador.
Valora, además, si el concepto de negocio está probado o es nuevo. Es decir, si la central posee ya otras unidades franquiciadas o sólo propias. Saber si vas a ser el conejillo de Indias implica riesgos que deberás valorar con rigor.
También es importante que conozcas ¿qué tipo de apoyo y asesoramiento ofrece la red a sus asociados? Si es continuado en el tiempo, si es in situ en tu futuro local, en la central, en otra unidad de negocio, etc., si tiene algún tipo de coste, etc. No olvides analizar la situación financiera de la central para saber si tiene solidez para hacer frente a la entrada de nuevos franquiciados y que eso, por falta de liquidez, vaya en detrimento del resto de asociados, entre ellos, tú.

Analiza ¿qué planes de expansión tiene la central? Valora –estudiando el mercado y la competencia– si son viables o arriesgados esos planes.
Un indicador de fiabilidad es analizar el número de locales cerrados –bien en el último año o en la historia de la cadena–. Eso sí, no valores tanto la cifra de cierres –que puede ser grande– como los motivos de los cierres y las estrategias que la central ha seguido para solventarlos. ¿Por qué? Porque muchas veces, se deben a que los franquiciados se han alejado del camino de la red y han hecho la guerra por su cuenta. Otras, a reajustes de la central, que quiere mantener una línea y consolidar las unidades que mejor le funcionan y, en ese sentido, han absorbido a algunos franquiciados, asumiéndolos como propios. Pero en otras, se debe a que los franquiciados se han visto desatendidos y desamparados por la central. Por eso, es importante que conozcas al detalle los motivos de los cierres. Es un dato que valoramos mucho.
Otro indicador es que visites locales de la enseña, primero al estilo del cliente misterioso para saber cómo funciona la red y después presentándote como potencial franquiciado. En esa fase, no dudes en hablar con otros franquiciados para conocer cómo es la relación con la central.

Ahora, decántate por una y analiza, la inversión inicial. Ésta subirá o bajará dependiendo de si la actividad requiere de local, si es de producto o de servicio, si tiene canon de entrada o no, etc.
También, calcula la inversión que tendrás que ir haciendo cuando el negocio empiece a rodar. Es decir, ¿qué partidas incluirás en la cuenta de explotación? Será tu capacidad para generar flujos de caja que te permitan, no sólo subsistir, sino crecer sin agobios.
Otro aspecto es ¿qué porcentaje de recursos propios te recomienda la central para hacer frente a la inversión inicial? Es importante que conozcas si tienen iniciativas que suavicen o ayuden a financiarte como renting, leasing, aplazamientos de pagos, etc. Y si la central cuenta con acuerdos preferenciales con bancos y proveedores para hacer frente a los pagos de materias primas, productos, stock…
Pregunta ¿qué te ofrecen a cambio? El famoso saber hacer, asesoramiento, apoyo y formación. Descubre qué tipo de apoyo (inicial y/o continuado) y si tiene coste, cuánto y cómo se paga.
Estudia ¿qué estimación de ingresos tiene una unidad de negocio como la tuya?Muchas franquicias argumentan la dificultad de calcular esos datos porque los ingresos variarán según la ubicación, el tipo de servicio y/o producto, la soltura comercial del franquiciado, etc. Y eso es cierto, pero cualquier empresa seria –la gran mayoría de las franquicias lo es– tiene planes de viabilidad y rentabilidad de su negocio, y más cuando han probado esa solvencia en otras unidades franquiciadas. En el mismo sentido, pregunta el tiempo de recuperación de la inversión. No olvides conocer a otros franquiciados, así como las instalaciones y servicios de la central. Por último, y no menos importante para la decisión, guíate por el grado de transparencia informativa que te ofrece el franquiciador.  

INVERSIÓN INICIAL
Dentro de la inversión inicial, la obra civil es una de las partidas más importantes (si necesitas local) y que puede disparar considerablemente el montante total.
Tradicionalmente, se incluyen las obras necesarias para adecuarlo a la actividad e imagen de la cadena. Debería incluir gastos relativos a licencias de obra, permisos y proyecto de obra (informe previo necesario para acondicionar el local). Hay enseñas que ofrecen proyectos llave en mano, y además precio cerrado.
También las fianzas del local, que aunque no es una inversión propiamente, ya que se recupera una vez que uno abandona el local, tenlas en cuenta en la suma del capital inicial, porque debes adelantarlas y más si te ubicas en un centro comercial, donde suelen exigir más de las dos fianzas obligatorias por ley. Incluso, si la actividad no requiere local, pero gestionas tu franquicia desde un centro de negocios, deberás tenerlo en cuenta. Y el pago del IVA, que aunque lo recuperarás, deberás aportarlo antes. Y los avales que te pedirán algunos franquiciadores y bancos cuando acudas a financiar tu proyecto. Suma también los costes relativos al aprovisionamiento del local (maquinaria, mobiliario, menaje, uniformes…). Y el canon de entrada para acceder a la cadena, recibir formación, derecho de uso de la marca, etc. Hay franquicias que no lo tienen, pero no es lo habitual. Anota los gastos de stock inicial. Se convertirá en permanente según vendas. El sistema informático de gestión suele incluirse en el canon, pero no siempre. Pregunta si van separados y su coste. Y el gasto de constituir tu sociedad.

PARA TERMINAR, MOMENTO DE FIRMAR ACUERDOS
En la teoría, la relación contractual entre franquiciador y franquiciado es de igual a igual (dos empresas independientes), pero la realidad es bien diferente, porque el poder de negociación y de toma última de decisiones lo tiene el franquiciador por el bien de la cadena.
La paradoja para explicar esto es que, lo contrario, daría imagen de poca seriedad y fiabilidad como organización estructurada y viable.
Los expertos sostienen que el contrato debe ser equilibrado en derechos y obligaciones. Pero, al mismo tiempo, los contratos de franquicias suelen ser un modelo estándar, diseñado para una determinada enseña con obligaciones y derechos necesarios para esa relación. Sería como un traje a la medida de esa franquicia. Si el franquiciado tuviera la posibilidad de negociar determinadas condiciones, se estaría haciendo un traje a la medida de cada franquiciado. Paradójicamente, eso daría la sensación de que el franquiciador no tiene un modelo de negocio estudiado y organizado. Y esos trajes a medida para cada franquiciado degenerarían en agravios comparativos.
Por ley (Real Decreto 201/2010, de 26 de febrero), tienes derecho a obtener información precontractual por escrito, 20 días antes de la firma de un contrato o de cualquier desembolso económico al franquiciador. No obstante, no siempre se cumple la ley y hay cadenas que dan esa información a la firma del contrato. Si nos guiamos por el artículo 3 del citado RD, deberías recibir información que incluya una breve descripción de cómo es el negocio y el sector; descripción de las unidades activas de la cadena y de las que se abrieron y cerrando en el año anterior, y las cláusulas más importantes del contrato como precio, duración, delimitación territorial, etc. En algunos casos, se suele incluir la resolución del contrato. Pero no es lo habitual.
¿Y debe incluir ratios financieros? La ley es poco clara. Lo único que dice es que si el franquiciador da cifras, tienen que ser verídicas y contrastadas. La gran mayoría no las incluye y si lo hace, lo más habitual es que pongan que son estimaciones basadas en otras unidades y que el franquiciado debe tener en cuenta que pueden variar porque dependen de la ubicación, el target, etc.

FRANQUICIAS FAMOSAS:
MC DONALD'S, SUBWAY, 7 ELEVEN, KFC, WINGSTOP, DOMINO'S, SUPERCUTS, DENNY'S.

FUENTES:

5 Responses so far.

  1. Nap Buf says:

    Es curios, desconeixia que Domino's fos una franquicia, des del meu punt de vista diria que les franquicies són el negoci del futur per a tots els emprenedors.

  2. Una información interesante y completa sobre los temas a tener en cuenta para la correcta elección de una franquicia. En caso de ser necesario un local comercial, es fundamental una correcta ubicación en relación al tipo de negocio. Saludos.

  3. Està vostè en necessitat d'un préstec urgent per pagar les factures, l'expansió dels negocis, entitats corporatives o préstec personal? Poseu-vos en contacte amb nosaltres avui per al seu préstec eficient i fiable ràpid avui a través del correu electrònic: elenanino07@gmail.com

    Salutacions
    la senyora Elena

  4. Las franquicias rentables ya son una realidad del presente. Cada vez son mas los emprendedores que optan por una franquicia como medio para invertir en un negocio con futuro.

Leave a Reply