TRABAJAR EN DINAMARCA - EXPERIENCIA PERSONAL (PARTE 2)


Como ya comenté en la primera parte, en enero, fui a vivir a Dinamarca para estudiar economía en la Universidad de Copenhague durante siete meses. El objetivo principal era solo estudiar, pero finalmente logré obtener dos empleos diferentes.


Durante mis primeros meses no encontré nada de trabajo, poco había para alguien que solo pretendía vivir un semestre en la capital. Pero cuando empecé a conocer más gente y establecer relaciones más serias con los daneses, mis perspectivas fueron mejorando. 
Al tener que vivir más de tres meses en el país, debía contar con un permiso de residencia, que a la vez me permitía trabajar legalmente. Ese documento me lo dieron automáticamente a las tres semanas de llegar, por lo que no era un inconveniente. 




Mi primera oferta de trabajo, y muy enfocada a mis características, llegó de la mano de una amiga danesa que quería aprender español. Me inicié en el arte de la enseñanza. Eran clases particulares que empezaron en una cafetería y acabaron en una aula de la universidad que se vaciaba por las tardes. Más comodidad, más dentro de mi papel. Recibí algunas ofertas para enseñar a otras personas fruto de mi campaña de marketing colgando papeles por las facultades anunciando mis servicios como profesor de español y catalán, para aquellos más curiosos. Las clases no se pagaban tan bien como esperaba, aunque siempre trabajaba con cifras más altas que las de España. Entre 15 y 20 euros dependiendo del día, el alumno y su humor, algo frecuentemente carente entre daneses. Las lecciones de español no duraron todo el semestre, aunque me dieron una experiencia que no tenía y me regalaron unas amistades que sigo valorando muy positivamente para mi futuro.


Pabellón principal del Roskilde Festival. Orange stage

A finales de Mayo, un compañero de mi club de fútbol me ofreció un empleo en un restaurante danés durante el Roskilde Festival, el evento musical más esperado del año en Dinamarca y demás países nórdicos. Rolling Stones, Stevie Wonder, Arctic Monkeys, Manu Chao, Drake, etc. Era una semana de trabajo en Julio con la posibilidad de ver en directo a grandes como los ya mencionados, una gran oportunidad que acepté sin pensar, hecho que después me llevó a una dura semana de vivir en una tienda de campaña y entre música las 24 horas del día. Sin experiencia en festivales, hizo que cada día deseara la llegada de la hora de ir a trabajar mis ocho horas correspondientes. Un día, a otros dos compañeros extranjeros y a mi nos tocó el turno de noche (de 00.00 a 8.00, y curiosamente solo mandaban a extranjeros al turno de noche), sin embargo, sabiendo las condiciones, seguiría aceptando ese empleo año tras año. Ver a The Rolling Stones en directo es una de aquellas cosas que uno debe hacer antes de morir, de mi lista ya está tachado.



by Xavi Molina



Así acabé mi turno de noche...


Aquí dejo mi video resumen de mis siete meses en Copenhagen. 




2 Responses so far.

  1. Hola, tengo un par de dudas que me gustaría consultarte sobre tu experiencia en Dinamarca. ¿Estarías dispuesto a resolvérmelas? Mi correo es veronicamoobi@gmail.com

    Si no te es mucha molestia, escríbeme por allí!:)

  2. Blogger says:

    Quantum Binary Signals

    Get professional trading signals sent to your cell phone daily.

    Follow our signals NOW & gain up to 270% daily.

Leave a Reply