UNA MONEDA CATALANA, ¿ES POSIBLE?



Algo que somos, un objeto que nos identifica, un símbolo de independencia y personalidad, una identidad para un pueblo, el motor de una nación.


El independentismo está en auge, en tiempos de crisis nadie quiere tener la culpa de lo ocurrido y nace aquí la necesidad de buscar explicaciones, donde cada uno encuentra la suya y la defiende frente a cualquier intento de derrumbar ese ideal.

Muchos catalanes que quieren independizarse creen que Catalunya debería seguir en la UE, y muchos así lo desean, manteniendo también el euro. Pero pocas personas se han parado a pensar en la opción contraria, cortar también con el vínculo monetario, que en mi opinión, ha sido un factor que ha dificultado la mejoría más rápida de España durante la crisis. Años atrás cuando usábamos la peseta, en períodos de crisis el gobierno hacia uso de la devaluación, el valor de la moneda disminuía respecto a las divisisas extranjeras, lo que posteriormente provocaba un aumento de la inversión exterior que impulsaba otra vez la economía nacional. 

Un buen ejemplo es China, el valor del yuan actualmente es de 8 yuanes por euro, todo el mundo quiere comprar allí para luego importar a Europa o USA y vender a un precio más alto, es un ejemplo muy básico pero puede ayudarte a entender el concepto. ¡Pero ojo! que el cambio de moneda sea tan grande no implica que sea mejor comprar en ese país, un caso similar pero contrario es el de Dinamarca. En DK, usan la corona danesa que actualmente se situa en una equivalencia de 7,5 por euro, cifras muy parecidas a las del yuan chino. ¿Dónde radica la diferencia? El nivel de vida en DK es de los más altos de europa y el coste también, por ejemplo, en China una barra de pan podría costar 1 yuan = 0,125€ , en España 0,80€ y en Dinamarca 6 coronas = 0,8€. El valor de la moneda es inferior pero la equivalencia de precios sigue indicando que el coste de los productos es igual, e incluso superior en el caso de los países nórdicos.



 

     Miembros de la Eurozona     Países del ERM-II (Letonia, Lituania)     Miembro del ERM-II sin entrada prevista al euro (Dinamarca)     Miembro de la UE sin entrada prevista al euro (Reino Unido)     El resto de miembros de la UE


Una vez aclarado el tema de la devaluación y valor de las divisas, puedo seguir defendiendo mi postura de la independencia monetaria. Dicha independencia, no implica la salida de Catalunya de España, ya que todos juntos podrían volver a la peseta. Mi propuesta ante una posible ruptura es la de no seguir la vía del euro, sí a la UE, pero no a la UEM (Unión Económica y Monetaria de la UE). Crear una nueva moneda es un hecho no  ausente de dificultades e inconvenientes, la confianza en esta nueva divisa es para mi el factor más importante, el poder de la masa para crear y destruir es muchas veces menospreciado. ¿Que ocurriría si todos los clientes de un gran banco, el mejor y más sólido decidieran ir en masa a retirar sus ahorros? Posiblemente, el banco quebraría. Pero precisamente esa confianza que les da el banco, la que depositan en esa empresa para que  guarde y haga crecer sus ahorros es la misma que impide que esto ocurra. 

El capitalismo ha sido el único sistema de la historia en el cual la riqueza no se ha adquirido mediante saqueo, sino mediante producción, no por la fuerza, sino mediante el comercio, el único sistema que ha defendido el derecho de los hombres a su propia mente, trabajo, vida y a si mismos. Ayn Rand

El estado creador de la nueva divisa debe contar con la confianza del mercado, si no existe circulación, la moneda pierde todo su valor. Una vez controlado ese poder, habrá que hacer frente a todos los factores que puedan desestabilizarla, evitar la inflación nacional y no abusar de un sobrevalor que el estado pueda dar a la nueva moneda respecto a las otras. Cada nación es única, Catalunya debe afrontar una gran decisión, que marcará su historia para bien o para mal, hay que pensar muy bien lo que el pueblo desea y a partir de allí tomar las riendas y diseñar un futuro a gusto de todos. La creación de una moneda catalana originaría en un principio una sensación de jubilo, confianza y apoyo interior, pero mucha incertidumbre por parte del exterior, y es tarea de Catalunya crear esa confianza que lleve a las masas a creer en ello, a demostrar que existe un proyecto serio y sobretodo, viable.




Dato: La depreciación es un resultado económico, mientras que devaluar una moneda es un acto que resulta en la depreciación de la misma. Comprender ambos conceptos ayuda a comprender el cambio de divisas extranjeras y la manera en la que los eventos políticos pueden y han influenciado el valor de la moneda.

ARTÍCULO RELACIONADO -> LA MONEDA CATALANA, AL FIN SE HIZO REALIDAD



by Xavi Molina

2 Responses so far.

  1. http://www.324.cat/noticia/2203913/altres/Neix-el-projecte-Eurocat-una-moneda-catalana-complementaria-a-leuro

  2. Anónimo says:

    Eso quizás se debería haber pensado antes de entrar en el EURO. Ahora mismo, es "casi" imposible salir de esta moneda. Los beneficios de una nueva moneda se basan en la plasticidad de ésta y su adecuación al estado real del país, frente a la rigidez del EURO. El problema, que la deuda externa seguiría estando en EUROS y que muchos sacarían sus ahorros en esta moneda, por supuesto, ante una más que probable devaluación de la nueva moneda.

    En definitiva, beneficios pocos, perjuicios muchos. Mejor dejar las cosas como están.

Leave a Reply